Elegir un antivirus puede ser una tarea más complicada de lo que nos podamos imaginar, de por ello, en este artículo encontrarás toda la información necesaria para elegir el antivirus que más te convenga.

Índice del artículo:

Ranking de Antivirus 2018

En la siguiente lista encontrarás nuestro ranking de los antivirus más populares y que mejor prestaciones ofrecen en la actualidad:

¿Qué es y cómo funciona un antivirus?

Los antivirus son software comunes en la actualidad y se utilizan para mantener los equipos protegidos de amenazas informáticas. Sin embargo, en muchos casos los usuarios pueden tener ciertas dudas sobre estos sistemas y cómo funcionan. Si este es tu caso, sigue leyendo, porque durante las siguientes líneas te aclararemos todas las dudas sobre qué son los antivirus y cómo funcionan.

¿Qué es un antivirus?

Lo primero que vamos a hacer es definir qué es un software antivirus. Su definición más simple es que se trata de un programa informático orientado a proteger un equipo de cómputo de la mayoría de las amenazas digitales, conocidas como software o código malicioso, las cuales pueden ser: Virus, troyanos, spyware, adware, entre otras. Además, los antivirus también pueden proteger contra el acceso de usuarios no autorizados o intrusos, dentro de tu sistema operativo.

La creación de este tipo de programas se debe a que estas amenazas pueden dañar seriamente el equipo en el cual se alojan, o poner en riesgo tu privacidad o datos personales, haciéndote vulnerable a fraudes y otros delitos informáticos. Por lo tanto, los antivirus cubren una necesidad de protección de alta demanda en el mercado.

Estos sistemas de protección, por lo general, incluyen diferentes herramientas extras para la protección de los equipos, como: Cortafuegos, filtros anti spam, bóvedas de contraseñas, VPN, entre otras eficientes herramientas que nos ayudarán a mantener protegidos nuestros dispositivos informáticos.

¿Cómo funciona un antivirus?

Para mantener protegidos nuestros equipos, los antivirus ejecutan varias acciones, como por ejemplo, realizar una verificación periódica de nuestro sistema operativo, previa autorización del usuario, para detectar cualquier anomalía en el funcionamiento de los programas y neutralizar las posibles amenazas.

Además, los antivirus cuentan con escudos en tiempo real. Estos escudos protegen en todo momento el equipo de intrusiones externas o de acceso a sitios web considerados maliciosos. Sin embargo, esta protección consume recursos extra del ordenador pudiendo mermar su funcionamiento, de modo, que hay que tener cuidado con los escudos o protecciones que se activan en el antivirus, sobre todo si contamos con poca memoria RAM.

Concretamente, un antivirus analiza el comportamiento de todos los programas que se ejecutan en el ordenador, contando con un patrón de normalidad ajustado por el usuario. Una vez que detecta una anomalía, anula o detiene el programa y elimina el archivo que considera malicioso, si previamente ha detectado que no afectará el rendimiento del sistema. Si el antivirus sospecha que eliminar dicho programa puede afectar el rendimiento del sistema, lo enviará a la cuarentena e informará la anomalía al usuario. Los antivirus también cuentan con una base de datos de archivos maliciosos, y de encontrar el archivo sospechoso en esta base de datos, lo eliminará de inmediato.

Los antivirus pueden utilizar vacunas específicas para cada tipo de software malicioso conocido, de modo, que la primera opción de neutralización es ejecutar dicha vacuna para dejar sin efecto al software malicioso, y evitar que se propague por el sistema.

La detección de los virus se realiza mediante firmas informáticas, que permiten detectar patrones de funcionamiento de este tipo de archivos maliciosos en zonas específicas del ordenador. Si esto no funciona, el antivirus procede a enviar a la cuarentena (o baúl de cuarentena) a la amenaza, previa alerta al usuario para que investigue el archivo y decida si lo elimina o no del sistema. Por último, el antivirus puede solicitar la eliminación definitiva del archivo, siendo el usuario el que tome la decisión final, que generalmente, tiene como conclusión la eliminación del archivo sospechoso.

Las amenazas informáticas crecen cada día más y se hacen cada vez más difíciles de detectar. Es por esta razón, que debes mantener el antivirus siempre actualizado, para que pueda hacerle frente a cualquier tipo de amenaza a la cual puedas estar expuesto, aún sin darte cuenta.

Ahora, ya tienes una idea general de cómo funciona un antivirus y cuáles son sus principales funciones. Cabe destacar, que estos programas incluso pueden alterar la configuración del sistema para poder proteger al ordenador. Este tipo de autorización la otorga el usuario en el momento de realizar la instalación, cuando acepta los términos y condiciones del servicio.

Conclusiones sobre los Antivirus

Los antivirus son herramientas esenciales en la lucha contra software malicioso. Es por ello, que son el principal foco de atención en sistemas de seguridad informática, junto con firewall y anti spyware. Actualmente, existen muchas opciones de antivirus, por lo que podrás seleccionar la que mejor se adapte a tu equipo.

Es importante que el antivirus incluya una buena base de datos de firmas de amenazas, así como también, varias herramientas complementarias para proteger de manera contundente y eficaz a tus equipos de cualquier ataque externo al conectarte a internet, o al acceder a archivos de dispositivos de almacenamiento portátiles que han estado conectados en otros equipos.

¿Por qué debes utilizar un antivirus original?

Los antivirus son programas esenciales para mantener nuestros equipos protegidos de cualquier tipo de amenaza digital. Actualmente, cada vez es mayor la cantidad de opciones disponibles al seleccionar un antivirus. Muchas de estas alternativas son gratuitas, y otras son de pago.

Sin embargo, las cosas van mucho más allá, ya que también existe el software “pirata”. La piratería, que prolifera cada día más entre los usuarios, ha llevado a la instalación de millones de copias de antivirus piratas o instalados sin licencia, lo que claramente afectará de alguna u otra manera el rendimiento de dicho software, y por ende, la protección que pueda ofrecer al equipo en el que se instala. En esta artículo, veremos porqué es importante utilizar un antivirus original y no uno procedente de la piratería o una copia sin licencia.

Antivirus sin licencia

En los últimos años ha proliferado de forma alarmante el software sin licencia, es decir, software que es instalado sin la adquisición de una licencia de uso. La consecuencia de esto, es que el producto a pesar de funcionar aparentemente bien, no deja de ser una copia ilegal o irregular del software adquirido. En la mayoría de los casos, los piratas informáticos tienden a crear llaves de activación a partir de bases de datos o a forzar la instalación del software mediante un crack.

No obstante, las compañías desarrolladoras detectan rápidamente las copias irregulares y tienden a dejar sin soporte técnico a este tipo de software pirata, lo que trae desagradables consecuencias a los usuarios finales que quedan sin la debida protección y por ende, es como si no estuviesen utilizando ningún antivirus en sus equipos, con la desventaja extra de que el software seguirá consumiendo recursos del ordenador.

Consecuencias de utilizar antivirus no originales

Como comentamos anteriormente, el antivirus sin licencia al ser detectado por el desarrollador, queda inmediatamente sin soporte. Esto trae consecuencias dañinas para el usuario final, como las siguientes:

  • El antivirus no podrá realizar la actualización de su base de datos. Por lo tanto, el equipo informático quedará expuesto a nuevas amenazas o nuevas versiones de amenazas conocidas, lo que dejaría completamente inútil la protección del antivirus.
  • Muchos de los escudos en tiempo real, así como servicios de eliminación o ayuda externa por parte de los laboratorios de la casa desarrolladora, quedarán inactivos.
  • La IP del equipo que ha instalado el sistema pirata quedará en una lista negra del desarrollador. Cabe destacar, que dicha lista negra será monitoreada incluso si el usuario intenta comprar de manera legal el producto.
  • El equipo en donde se instala el sistema pirata, una vez inutilizado, se convierte en un equipo vulnerable a cualquier tipo de ataque y los piratas informáticos pueden rastrearlo con facilidad.

¿Cómo evitar problemas por usar un antivirus sin licencia?

Para evitar que se produzca una anulación del soporte técnico, lo que debe hacer el usuario es simplemente evitar instalar antivirus piratas o sin licencia en sus equipos. En caso no se cuente con el presupuesto para adquirir una licencia, siempre es recomendable instalar un antivirus gratuito, que pese a tener una protección básica, siempre es mucho mejor que instalar un antivirus pirata.

Otra opción, es instalar una versión de evaluación de cualquier antivirus para probar su eficiencia. Estas versiones de prueba, si bien tienen una vigencia de tiempo limitada, no cuestan nada, y generalmente, cuentan con toda la protección e incluyen muchas de las funcionalidades del antivirus.

¿Cómo funciona la protección de un antivirus?

Un antivirus es un sistema de seguridad integrado mayoritariamente por varios programas pequeños que interactúan entre sí, para detectar y neutralizar amenazas de seguridad en los equipos en donde se encuentran instalados.

Es por esta razón que es importante contar con esta barrera de seguridad, ya que podremos mantenernos protegidos de amenazas informáticas. Asimismo, al evitarse el software o código malicioso, el equipo funcionará de forma más eficiente.

Cada antivirus actúa de manera diferente, lo que difiere un poco de su rapidez o su consumo de recursos. A continuación, describiremos cómo funciona la protección de un antivirus, para que puedas tener una mejor perspectiva a la hora de seleccionar el software que mejor se adapte a tus necesidades.

Protección de los antivirus

Originalmente, estos programas fueron creados para combatir única y exclusivamente virus informáticos. Sin embargo, con el paso del tiempo incluyen nuevas herramientas que permiten proteger a los equipos de otras amenazas, como software espía, ataques remotos, entre otros. En la actualidad, los antivirus tienden a utilizar dos métodos principales para proteger los equipos en los cuales se encuentran instalados. Dichos métodos son los siguientes:

  • Análisis o escaneo de todos los archivos y memoria del equipo, para de esta manera poder compararlos con las firmas que tiene en su base de datos y poder detectar la amenaza a la cual estamos expuestos.
  • El monitoreo de archivos y comportamiento de programas instalados en búsqueda de patrones anormales o que se consideren maliciosos, con el fin de neutralizar el posible ataque. Este tipo de método se conoce como protección en tiempo real.

Además de estos métodos principales, podemos destacar que la mayoría de los antivirus cuentan con un sistema complementario de escaneo completo de todo el sistema de forma periódica, con la finalidad de identificar cualquier amenaza instalada en el equipo y proceder a su neutralización.

Acciones que toma la inteligencia artificial del antivirus

El funcionamiento del antivirus se basa en analizar, detectar, comparar y neutralizar. Este es el flujo de acciones que toma la inteligencia artificial. Una vez que el antivirus analiza los archivos (o el comportamiento de los programas instalados en nuestro sistema operativo), si detecta una anomalía de seguridad, inmediatamente procederá a compararla con la firma de amenazas, ya sea en su base de datos o a través de internet utilizando los servicios en la nube.

Al lograr identificar la amenaza, puede realizar cualquiera de las siguientes acciones para neutralizar la vulnerabilidad o ataque:

  • Reparación del archivo: Esta acción es simple. El antivirus trata de reparar el archivo infectado por virus o software malicioso, de modo que se pueda seguir utilizando sin necesidad de eliminarlo del equipo.
  • Aislar el archivo: Cuando el software toma esta decisión, lo que realmente hace es aislar el archivo sospechoso en un baúl de cuarentena para evitar que éste pueda propagarse, y dar tiempo al sistema para actualizarse y neutralizar la amenaza.
  • Eliminar el archivo: Cuando la inteligencia artificial concluye que la única solución para evitar la amenaza es eliminar el archivo, procederá a realizar la acción, previa autorización del usuario.
  • Analizar conductas de programas instalados: Cuando el software de seguridad detecta alguna actividad irregular en un programa, de inmediato informa al usuario y aísla la amenaza para estudiar su patrón de ejecución, y poder clasificar al programa como malicioso o no.

Aparte de estas acciones, los antivirus también pueden realizar un análisis rápido de cada una de las carpetas de nuestras cuentas de correo electrónico para detectar spam o cualquier otro tipo de amenaza que llegue por esta vía, o a través de internet.

El funcionamiento de este tipo de programas es realmente eficaz y eficiente, permitiendo detectar cualquier intento de un programa malicioso de infectar o dañar el equipo. Por demás está decir, que por muy poderoso que sea un antivirus, la mejor protección que podemos tener es el propio sentido común y el uso de buenas prácticas de navegación por internet.

Muchas veces, abrir enlaces de sitios sospechosos o de remitentes desconocidos, nos pueden llevar directamente a sitios maliciosos que de seguro buscan hacerse con nuestros datos personales, o infectar nuestros equipos informáticos con cualquier tipo de programa espía o dañino.

También hay que destacar, que muchos antivirus hacen un seguimiento de las costumbres de navegación del usuario por internet. De modo, que si cambias tu estilo de buscar en la red, o simplemente, realizas tareas que no acostumbrabas antes, la inteligencia artificial del antivirus procederá a avisarte y preguntar si realmente estas seguro de lo que haces. Este tipo de acciones por parte del antivirus podrían ser molestas para algunos usuarios, sin embargo, hay que tener en cuenta que forman parte de las acciones que toma la inteligencia artificial de este tipo de programas para mantener la seguridad de nuestros equipos informáticos.