Como la mayoría de los programas informáticos, los sistemas antivirus requieren de una actualización periódica para mantener un funcionamiento óptimo y ofrecer una protección real al usuario.

Tomando en cuenta que las amenazas informáticas evolucionan y los creadores de este tipo de software maliciosos están en constante búsqueda de las vulnerabilidades de los programas y sistemas de protección, es necesario estar siempre a la vanguardia de lo que los laboratorios propios de las casas desarrolladoras de antivirus denominan base de datos de firmas de virus o amenazas.

En este artículo, te vamos a explicar de manera sencilla y rápida cómo mantener actualizado cualquier tipo de antivirus dando igual la comprañia que lo haya creado.

Pasos para actualizar un antivirus

Existen dos maneras básicas de mantener completamente actualizado nuestro sistema de protección contra virus, así como, la protección activa y fuerte por más tiempo para evitar software malicioso y ataques informáticos:

La primera opción y la más conveniente es activar la actualización automática del antivirus. La mayoría de los software antivirus tienen esta opción como predeterminada, de este modo, es el mismo software el que realiza la actualización cuando lo considere conveniente.

En muchos casos, dicha actualización automática se realiza una vez a la semana, lo que puede dar lugar a la aparición de cualquier amenaza, que por no realizarse la actualización de inmediato, puede afectar al equipo. Es por esta razón, que usuarios avanzados desactivan dicha opción dejando en sus propias manos la tarea de actualizar la base de datos de firmas de virus y amenazas informáticas.

La segunda opción es la más tradicional, pero sigue siendo la más atractiva para usuarios avanzados. Se trata de las actualizaciones manuales de los antivirus. Para poder acceder a este tipo de actualización, lo que se debe hacer es dirigirse directamente al menú y seleccionar en el apartado de opciones la tarea de “Actualización” o “Actualizar”, según sea el antivirus que se estes utilizando.

Al hacerlo, se iniciará un proceso de análisis del antivirus para detectar si es necesario o no la actualización y si hay alguna disponible. Una vez que se identifique que el antivirus necesita una actualización, se procederá a descargarla para mantener actualizado el antivirus. Una vez finalizado este proceso, por lo general, se solicitará al usuario que re-inicie el equipo para garantizar que los cambios se hagan de manera correcta y queden completamente activos en el software antivirus.

Como podemos ver, mantener el antivirus completamente actualizado es un proceso bastante simple. Sin embargo, es importante tener en cuenta que para poder realizar este tipo de actualizaciones es necesario que la licencia del antivirus se encuentre vigente, de lo contrario, no será posible realizar la actualización.

Otra alternativa sería contar con un antivirus gratuito, él cual nos permita llevar a cabo la actualización, sin tener que realizar ningún tipo de pago, pero esta opción puede resultar menos segura que las otras.