Realizar correctamente la instalación de un antivirus, en este caso Avast, puede complicarse por cualquier motivo, de por ello, aquí tienes toda la información necesaria para lograrlo con éxito:

Índice sobre instalación de Avast:

Consejos antes de instalar Avast

Instalar el antivirus Avast es un proceso sumamente sencillo. Sólo hay que tomar en cuenta una serie de puntos importantes, algunos debes cumplirlos previamente para poder instalar el antivirus en tu ordenador, y otros, son básicos para mantener el buen funcionamiento del software en tu equipo.

Primeramente, hay que iniciar sesión en Windows como administrador para poder instalar el antivirus en el ordenador. También, debes verificar que no se esté ejecutando cualquier otro programa en segundo plano que pueda interferir con la instalación, que debe ser rápida y sin contratiempos.

Además, no debes contar con ningún otro sistema antivirus instalado en el ordenador, ya que esto podría provocar conflictos y a la larga impedir la correcta instalación o mermar el desempeño del nuevo programa si llega a ser instalado. Con todos estos puntos en cuenta, es momento de iniciar el proceso de instalación.

Requisitos mínimos para poder instalar Avast

Para poder realizar una instalación eficiente del antivirus Avast en nuestro ordenador, es indispensable cumplir con una serie de requisitos previos mínimos que garanticen un buen desempeño del programa o una ejecución exitosa. Estos requisitos son los siguientes:

  • Sistema Operativo: Windows 10, Windows 8/8.1, Windows 7 SP1 o superior.
  • Procesador: Intel Pentium 4 o AMD Athlon 64 o superior.
  • Memoria RAM: 256 MB.
  • Espacio libre en el disco duro: 2 GB.

Si bien es cierto, estos son los requerimientos mínimos para instalar Avast en su versión gratuita, también existen otras características extras, como por ejemplo:

  • Contar con una conexión a internet para poder actualizar las firmas del antivirus y su base de datos.
  • Resolución de pantalla superior a 800×600 píxeles.
  • Con todos estos puntos en mente y con el ordenador listo para la instalación, es momento de ponernos manos a la obra e iniciar el proceso.

Pasos para instalar el antivirus Avast

  1. El primer paso es visitar la web de Avast para descargar el archivo de instalación. Una vez que tengamos en el disco duro el archivo, hay que ejecutarlo. Para ello, hacemos clic derecho sobre el archivo y elegimos en el menú que se despliega en la pantalla la opción “Ejecutar como administrador”.
  2. Inmediatamente, se abrirá una ventana que nos preguntará si estamos autorizando que el programa haga cambios en la configuración del ordenador. Seleccionamos la opción “Sí” para continuar con el proceso de instalación.
  3. Se abrirá una nueva ventana con el logo de Avast. En dicha ventana encontraremos un botón verde de “Instalar”, hacemos clic sobre dicho botón para iniciar de inmediato la instalación de los paquetes del programa en nuestro sistema. Seguidamente, aparecerá una nueva ventana de presentación del programa, y hacemos clic sobre el botón “Continuar” para seguir adelante.
  4. Ahora, aparecerá la ventana en donde se despliegan los términos y condiciones del programa, hacemos clic en “Continuar”. A continuación, aparecerá la última ventana en donde se indica que se instale Avast Security Free y comenzará el proceso de instalación, que tardará algunos minutos en finalizar. En ese tiempo, podemos revisar las funcionalidades del antivirus, si es que no las hemos estudiado antes.
  5. Al finalizar la instalación, se habrá instalado también un icono de acceso rápido en el escritorio de Windows. El equipo nos solicitará el re inicio del sistema para poder guardar todos los cambios que hará el antivirus para mantenernos protegidos. Una vez re iniciado el equipo, sólo debemos iniciar el antivirus desde el icono de escritorio, acceder a la opción “Suscripción” y realizar el registro, para de esta manera tener una copia legalmente instalada en nuestro ordenador. Una vez introducida la licencia, se activará el tipo de protección que deseemos, ya sea la de pago (con su licencia respectiva) o la gratuita.

Sin duda, es un proceso realmente sencillo que no requiere grandes conocimientos al respecto, por lo tanto puede ser realizado por cualquier usuario, siempre y cuando cuente con privilegios de administrador del sistema.